jueves, 8 de marzo de 2012


1 comentario:

  1. No deberíamos salvar a los bancos, deberíamos derribarlos.

    ResponderEliminar