sábado, 31 de marzo de 2012

Divulgación Económica – EuroMercado y EuroMonedas


Después de Bretton Woods tanto el dólar como la libra esterlina británica (y otras divisas convertibles) eran utilizados como medios de pagos internacionales entre terceros países.
La URSS tenía el problema que para sus transacciones del comercio exterior no podía  utilizar los bancos de EEUU por el miedo de que esos fondos fueran directamente requisados o embargados por los EEUU, por la guerra fría.
Así, en los ’50 la URSS con la ayuda del Chase Manhattan Bank crearon el EuroMercado y las EuroMonedas en la City de Londres que como debéis saber es un sitio off shore pues aunque está ubicada dentro de los límites geográficos de la ciudad  es totalmente autónoma.
La creación del EuroMercado no respondía a nada planificado, no hay actas ni permisos ni legislación ad hoc.
Pero de tal forma esos dólares de la URSS estaban fuera del control de Tesoro y de la Reserva Federal, que se vieron obligados a respetar.
Pero todo cambió en 1958 cuando la libra esterlina dejó de ser una divisa para las transacciones internacionales entre terceros países y fue seguido prontamente por los demás países europeos que también prohibieron la utilización de sus propias monedas, así nació la EuroMoneda.
La definición de la EuroMoneda es toda aquella divisa que está fuera del país que la emite, eurodólares, euromarcos, eurofrancos, europesetas, en realidad cualquier moneda convertible fuera de su país de origen.
Los bancos británicos ante la prohibición de utilizar su propia moneda ofrecían los dólares que pronto inundaron la City, procediendo éstos de las sucursales en el extranjero de los bancos y de las empresas USA, que por una mala regulación de la administración Lyndon B. Johnson preferían quedarse fuera de EEUU, pues representaba más del 50 % de las ganancias de esos bancos y empresas.
Para los países y empresas con dinero el EuroMercado era el paraíso de las inversiones.
Para quien deseara pedir un crédito era como una máquina de liquidez.  
Os recuerdo que estamos hablando de un mercado totalmente sin regulación, sin reglamentaciones, sin supervisión de ningún organismo de ninguna naturaleza.
Se convirtió prontamente en la barra libre de la banca internacional al cual acudían los países soberanos y empresas a pedir préstamos sin la incomodidad de los requisitos del FMI, en el caso de países.
Y para reducir el riesgo inventaron los préstamos sindicados a medio plazo sobre una base renovable a países soberanos o empresas, esto es, que un banco ‘invitaba’ a otros a participar en el préstamo, reduciendo así el propio riesgo y el de los demás.
Para disminuir al máximo el riesgo inherente los bancos renovaban el préstamo cada seis meses. (De aquí las hipotecas con tipos de interés variable de España.)
Con la renovación de los créditos los bancos prácticamente no corren ningún tipo de riesgo sobre el tipo de interés. Su precio es una diferencia determinada por encima de los costes de financiación. Mientras tanto el que ha pedido el préstamo se encuentra en manos del mercado, no tiene ningún control sobre lo que tendrá que pagar por el préstamo que le han hecho. Da igual que sea la Libor u otra referencia, las fluctuaciones del tipo de interés pueden ser importantes. De hecho un deudor puede ver como se duplica el tipo de interés sobre créditos ya utilizados. (De aquí las hipotecas con tipos de interés variable de España).
En el EuroMercado, no se sabe de cuánto dinero hablamos, posiblemente billones.
El EuroMercado se desarrolló en Londres y otros centros financieros europeos.
Por supuesto que a medida que los bancos iban formalizando más y más préstamos sindicados pronto el riesgo se convirtió en un problema grave.
En la mayoría de los casos estos préstamos a países soberanos no tienen garantías colaterales.
Cuando empezaron los problemas de pagos de los países soberanos fueron derivados al FMI  y sus políticas de ajustes para recuperar los préstamos exclusivamente. Léase la banca de España.
Para el EuroMercado nunca se pone el sol.
Los miles de millones de eurodólares, por ejemplo, fluyen de un ordenador de un banco hacia el siguiente.
Los billetes eurodólares, por ejemplo, no existen, son impulsos magnéticos en un ordenador.
El eurodólar, por ejemplo, de hecho no es más que una ficción.
El EuroMercado cambió radicalmente el modo de cómo los bancos hacen sus negocios.
Ellos y sólo ellos determinan quién puede gozar de un crédito, cuánto crédito y en qué condiciones.

PD: esto se inició en los ’50, el término Euro no está asociado a la por ahora moneda común.
PD: se lo debía a Marius y a Pavel. Saludos
PD: Lo más arriba señalado, sigue su curso de ahí que UK nunca entrará en el Euro.
PD: Creo que ha quedado explicitado el porqué de los tipos de interés variable de la banca española, porque en definitiva han tomado los fondos del EuroMercado, así que a ellos también les aplican esos tipos de intereses variables.

 








6 comentarios:

  1. Como dice el refrán,nunca te acostarás sin saber una cosa más y hoy ha sido toda una Lección Magistral.

    Muchas gracias querido compañero,

    ResponderEliminar
  2. Por nada, Pavel. Sólo me llena de satisfacción tratar con mis reducidos medios de ir desarrollando ideas, hechos acaecidos, que puedan ayudarnos a todos a saber qué sucede, porqué, y cómo lo podemos combatir. Y el conocimiento es la clave. Y el conocimiento se debe transmitir, compartir, y hacerlo extensivo a cuánta mayor cantidad de personas sea posible, por todos los medios, que la tecnología nos permite hoy. El objectivo secundario del escrito era saber porqué la banca española aplica interés variable en las hipotecas y creo que ha quedado claro.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. El nombre "banco" deriva de la palabra italiana banco, "escritorio", utilizada durante el Renacimiento por los banqueros judíos florentinos quienes hacían sus transacciones sobre una mesa cubierta por un mantel verde.
    Fuente: La Güikipedia

    ResponderEliminar
  4. VK, no le hagas mucho caso a la wiki, la palabra italiana para escritorio es 'scrivania'. Si bien es verdad que el banco (donde te sientas) del mercadillo era utilizado como escritorio. El castellano y el italiano (florentino) son mucho más transparente de lo que imaginamos. Banca, banco, ambos se escriben y tienen el mismo significado en ambos idiomas. Te paso unas perlas de Machiavelli, siglo xv y principio del xvi. 'La medicina, considerando, la guerra, premio, mediante, la poca, imperio, principe'. Todas ellas en perfecto italiano.
    Del libro primero, proemio, del Discurso sopra la prima deca de Tito Livio.

    ResponderEliminar
  5. Total, que queda aclarado que significa la misma cosa.
    En el artículo BankAncer, sale una foto en el que será nuestro banco, y cada día el de mas gente.

    ResponderEliminar